viernes, 5 de abril de 2013

«Ha hecho perder la fe de un amigo mío»

Los sacerdotes muchas veces metemos la pata. Somos seres humanos como todos, pero, debido a nuestra posición, se espera mucho de nosotros y, por lo mismo, muchas veces defraudamos. La gran mayoría busca identificarse con Cristo, entregarse a los demás. Pero también los hay que dan escándalo, que cometen graves faltas, que se asemejan más a Judas que a Pedro. Y los hay que, sin querer, causan daño con alguna de sus acciones, muy a su pesar. Esto es, justamente, lo que me ha pasado el día de hoy.


Después de más de tres años de sacerdocio, puedo decir que hoy es uno de los días más tristes de toda mi vida. ¿Por qué? Porque he dedicado toda mi existencia a acercar personas a Dios, a mostrarles la sonrisa que su Misericordia conlleva, a intentar transparentar lo hermoso que significa amar a manos llenas. Y hoy, para mi sorpresa, una persona me dijo: «Es usted un fariseo: ha hecho perder la fe de un amigo mío».
 
No sé si logren ustedes entender lo que para un sacerdote signifique una frase así. No pueden ni imaginarse el dolor que conlleva que te digan esto. Y en el interior de tu alma le pides a Dios: «Señor, ¡que me pase lo que sea, que sufra cualquier cosa! Pero que esta pobre persona vuelva a encontrarse contigo».
 
Sigo aún sin entender el porqué de esta decision, si bien el interesado me intentó explicar la razón. Yo pensé que actué bien y, sin embargo, parece que no fue así. Por ello, este sencillo post quiere ser una petición: recen por mí. Ser sacerdote es hermosísimo, pero no es fácil. Se nos pone en la palestra de la sociedad y muchas -tantas- veces no estamos a la altura, por más buena intención que tengamos.
 
El artículo no es un decir «¡pobre padre!» o «se está haciendo el mártir». Y les pido que, por favor, no juzguen ni intenten buscar a la persona que, por otro lado, ha sufrido mucho (esto lo pido de corazón). Simplemente quiero pedirles sus oraciones para que, en la medida de lo posible, pueda ser mejor imagen de aquello que estoy llamado a ser: Otro Cristo.
 
¡Un abrazo de corazón a todos!

15 comentarios:

  1. Es triste cuando alguien pierde la fe. Tal vez no le de mucha paz que le diga esto pero si usted "ha hecho perder la fe de un amigo". Sinceramente esa fe estaba construida sobre arena. Un amigo me comentaba que cómo podía yo creer a pesar de todos los escándalos que luego salen de los sacerdotes, monjas, etc. lo que le respondí fue "Mi fe no depende del ser humano, depende de Dios, la parte humana de la Iglesia siempre será imperfecta y no le puedo exigir ni más ni menos que ser humana".
    No queda más que predicar con el ejemplo ya sea uno laico o consagrado a Cristo. Oraré por usted y por el amigo para que regrese.

    ResponderEliminar
  2. Estimado en Cristo P. Ruiz, recuerde que somos instrumentos en todo momento y que sí por alguna razón se ha infiltrado la duda en otra alma a causa del enemigo, entonces la clave esta en la gracia y misericordia de Dios N.S., pues es a El a quien deseamos servir, amar, e imitar en todo momento.

    Agradezco a cada sacerdote su generosa vocación, pues es gracias a ustedes que podemos recibir la eucaristía y la reconciliación.

    'El Padre Gabrielle Amorth, exorcista del Vaticano, le pregunto a un poseído que qué es lo que más odian los demonios. El espíritu maligno contesto: odiamos todas las cosas sagradas, pero lo que más odiamos es ver a un sacerdote confesando. Porque cuando un sacerdote confiesa, nos arranca en un momento lo que hemos logrado.'

    ResponderEliminar
  3. Padre, ¡sigamos escribiendo "con tinta de esperanza"! Como decimos en mi rancho, no se me achicopale jeje.

    ResponderEliminar
  4. Padre, yo entiendo su pesar, como humano y servidor me han pasado cosas similares, yo oraré con usted, pero le digo algo más, aunque puede que la persona que lo dijo lo sienta así, la verdad es que es imposible, tanto desde el punto de vista psicologico(soy psicologo) como del punto de vista teologico.
    Me explico, hay una máxima que dice que nadie es responsable de los sentimientos del otro, es una maxima del conductismo conductual emocional, usted no puede hacer sentir a alguien algo que esa persona no quiere ni dejar de hacer sentir algo que no quiere dejar hacer sentir, si una acción suya hizo que alguien piense que pierde la fé, significa que lo que esa persona piensa que era fé, no lo era, y que ella está tomando la decisión de perder la fé(sea lo que sea que ella crea que es) por reacción a lo que usted haya hecho. Es indudable que esto solo tiene dos vías, o la persona madura y aprende que a quien debe seguir es a Cristo o la persona se aleja y retrasará su proceso de santificación. Sé que no le consuela que le diga que no es culpa suya, y no es mi intención, pero sí decirle que parte del proceso de santificación de esa persona es que logre decepcionarse y parte del suyo es que también pueda afrontar el decepcionarse a sí mismo, sólo así cada uno de nosotros aprendemos a depender sólo de Dios.

    ResponderEliminar
  5. Débil debía ser la fe de esa persona. Puede que sea el camino para fortalecerla.

    ResponderEliminar
  6. No se preocupe.Rezaré por usted y por el pobre chico que, seguro, no está en su mejor momento. Puede, como dice Mo, que salga fortalecido.

    Que el Señor le de la paz que necesita y lo bendiga siempre. Gracias.

    ResponderEliminar
  7. ESTE SACERDOTE ME HA CONMOVIDO ..Y MUCHO!
    SI A UN LAICO CATOLICO CUALQUIERA LE DICEN ESTO ES TREMENDO, CUANTO MAS SERA PARA EL,QUE POR SU INVESTIDURA, ESTA PUESTO NO ENCIMA DEL CELEMIN...SINO MUCHO MAS A LA VISTA, QUE POR SU SACERDOCIO ES UN APOSTOL QUE DEBE MOSTRAS EN SU VIDA A CRISTO...
    PERO ME PUSE A PENSAR QUE NO SIEMPRE ES CULPA DE UNO(DE EL EN ESTE CASO) SI UNA PERSONA PIERDE LA FE...
    SABES, DEPENDE MUCHO DE QUIEN TE MIRA, DE LO QUE "PIENSA"QUE TU DEBES SER O HACER...DE LO QUE TE EXIGE PARA DARLE EJEMPLO, Y MUCHAS VECES SON PERSONAS QUE IGNORAN ABSOLUTAMENTE TODO SOBRE SU FE,QUE PRACTICAN POR HERENCIA O POR COSTUMBRE...Y SOBRE LA IGLESIA.
    Y LA IGNORANCIA ES ATREVIDA.
    SI AL LEÑO VERDE LO ACUSARON DE BLASFEMO..DE MENTIROSO Y DE NO SE CUANTAS BARBARIDADES MAS, QUE PIENSAS QUE VAN A HACER CON LOS LEÑOS SECOS QUE SOMOS?

    HOY CADA PERSONA "INTERPRETA" A SU MANERA LO QUE ES O DEBERIA SER UN CATOLICO, LA IGLESIA Y HASTA EL MISMO SANTO PADRE...Y UN VERDADERO CATOLICO, CON SU CONCIENCIA EN PAZ FRENTE A DIOS QUE ES QUIEN REALMENTE IMPORTA...NO DEBE HACER CASO DE JUICIOS HUMANOS,SOLO DE LO QUE EL NOS ENSEÑA EN SU SANTA,ETERNA Y VIVA PALABRA.

    VOY A REZAR POR EL,PORQUE SINCERAMENTE ESTA ANGUSTIADO, PERO NO PORQUE HAYA HECHO MAL..PORQUE CREO DE CORAZON QUE NO LO HA HECHO,SINO PORQUE EL SEÑOR LE DE LA PAZ Y LA FUERZA, LA SABIDURIA Y TODAS LAS GRACIAS QUE NECESITE PARA HACER FRENTE A LOS JUICIOS, A LAS CRITICAS Y A CUANTA COSA LE ATAQUE....

    DIOS NO HACE JUICIOS PADRE...ESE ES SATANAS...
    DIOS LO BENDIGA!
    CON MUCHISIMO CARIÑO

    ResponderEliminar
  8. Hola Padre Juan. Quisiera poder decirle algo que lo reconforte aunque sea un poquito en esta triste situación que atraviesa.
    Lo primero es que cuente con mi humilde oración por usted, por la persona que le dijo eso tan feo y por el supuesto agraviado.
    En este caso lo considero supuesto porque no creo que sea usted el responsable directo ante tal situación. Recordemos que la mayoría de los seres humanos buscamos pretextos para justificar nuestros propios errores. LA FE ES UN REGALO PERSONAL QUE DIOS NOS DA A CADA UNO DE NOSOTROS; Y DEPENDE DE CADA UNO ESFORZARSE POR APRENDER A ABRIR ESE REGALO.
    Usted es un sembrador que trabaja para el Dueño de la mies, más no tiene el control de la siembra (Mt 13,4-9).
    Le recomiendo que mejor lo valore como una especie de novatada para usted; nadie nos escapamos de ellas en algún momento de nuestra vida. Y sabe que? con el tiempo uno comprende que son necesarias. Haga de cuenta que le enviaron un quizz-exam desde el cielo, para que esté cada vez más preparado para la batalla por expandir el Reino de Dios en esta tierra, pues no es nada fácil. (Jn 15, 18)

    Reciba saludos y bendiciones

    Charo.

    ResponderEliminar
  9. No pierda usted la Fe, padre. Usted lo ha dicho "Otro Cristo" no se olvide que al consagrar usted se hace Cristo. Pedro lo negó, y si ese hombre perdió la Fe por lo que usted haya podido decir, es que la Fe de ese hombre estaba construida sobre arena, y no sobre tierra buena y con bases sólidas. nadie pierde la fe por lo que diga un sacerdote. He visto y escuchado barbaridades de malos sacerdotes (no es su caso) y jamás retrocederé ni un paso en mi Fe, porque no sigo a hombres, sigo a Cristo. Así que ánimo. ya el Señor hará su obra en el corazón del que perdió la Fe. Ya nos está poniendo a rezar por el, ¿vé como el Señor convierte?

    ResponderEliminar
  10. MUCHO ÁNIMO PADRE, ME IMAGINO CÓMO SE HA DE SENTIR, LE MANDO UN FUERTE ABRAZO, Y SÍGALE ECHANDO GANAS EN SU MISIÓN, TODO SE PRESENTA POR ALGO Y CON UN FIN, Y TODO CONLLEVA A APRENDIZAJES, Y VIVA ESE PORCESO POR EL QUE ESTÁ PASANDO. QUE DIOS LO BENDIGA.

    LE RECOMIENDO QUE ESCUCHE ÉSTA CANCIÓN, ESPERO QUE LE GUSTE: http://youtu.be/U_9m2qhCCHU

    ResponderEliminar
  11. Juan, nos une el vínculo de sangre, somos hermanos y puedo sentir lo que te pasa por dentro, entiendo lo que pasa por tu corazón.
    Por otro lado, ¿sabes? Esto es una excelente oportunidad de acercarte más a Dios y configurarte mejor con Jesucristo. Él también sufrió la decepción de ver quienes no creerían en Él aunque estaba muriendo en la cruz por ellos. Por eso dijo, "Tengo sed", y ahora tiene más sentido lo que por varios años hemos reflexionado, porque estás viviendo en carne propia lo mismo.
    Tú no hiciste que alguien dejara de creer, él quiso dejar de creer que es diferente. Porque en la historia hay tantos ejemplos de gente que cree y termina creyendo más al ver lo que sea que suceda; Dios se manifiesta de cualquier forma si estamos dispuestos a escucharlo.
    Tú sigue siendo su instrumento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pablo. Sabes lo que tus palabras significan... Te mando un abrazo de todo corazón.

      Eliminar
    2. Padre.... hoy ayudò con blog mi Fe, gracias.

      Eliminar
  12. D. Juan Antonio, del mismo Cristo se escandalizaron en su paso por la tierra. Cuántos le abandonaron al hablar de la Eucaristía, al punto que le preguntó a sus elegidos: ¿vosotros también queréis iros?. De este episodio del evangelio pienso que muchos de los que se fueron ese día no lo harían de forma definitiva, de la manera que tampoco fue definitiva la estampida de los apóstoles en la pasión.

    El discípulo no es más que el maestro...

    ¿El lunes podría pedir por mis intenciones? MIl gracias.

    ResponderEliminar